El Rayo recupera la alegría con el paso al frente de jugadores no habituales

FÚTBOL RAYO VALLECANO | 16 de febrero de 2015

El delantero francés del Rayo Vallecano Gael Kakuta (d) con el balón ante el delantero costarricense del Villarreal Joel Campbell (i) durante el partido de la vigésimo tercera jornada de Liga de Primera División, disputado este domingo en el estadio de Vallecas. EFE

Madrid, 16 feb (EFE).- La victoria del Rayo frente al Villarreal en la última jornada, con la presencia en el once de futbolistas poco habituales como Antonio Amaya, Nacho Martínez, Mohamed Fatau, Jozabed Sánchez o Licá ha servido para que el técnico Paco Jémez recupere esa "alegría" que buscaba en el equipo y compruebe que en su plantilla nadie baja los brazos.

Una de las frases que Jémez ha repetido en más de una ocasión a lo largo de estas tres temporadas que lleva en el Rayo es que quien juega y responde tiene muchas opciones de mantener su puesto en el once en detrimento de otro compañero, por mucho que éste viniera actuando con regularidad.

Las tres derrotas consecutivas frente al Atlético de Madrid, Deportivo y Elche hicieron saltar las alarmas en el Rayo por la cercanía con el descenso y por las sensaciones que empezaba a transmitir el equipo, con poco fuelle y dando síntomas de agotamiento.

La reacción de Paco Jémez ante tal notoria sensación, según desveló en la previa del choque ante el Villarreal, era la de "buscar otro aire y dar frescura y alegría" a su once.

De esta manera, el técnico justificó algunos de los cambios que iba a introducir en el once, con el capitán Roberto Trashorras en el banquillo, y la ausencia en la convocatoria de futbolistas hasta ahora indiscutibles como el lateral izquierdo argentino Emiliano Insua o el central senegalés Abdoulaye Ba.

Las bajas obligadas por sanción de Raúl Baena en el centro del campo y del extremo mexicano Javier Aquino, que no pudo jugar frente a su exequipo por una cláusula en su contrato de cesión, abrieron la puerta de la titularidad al ghanés Mohamed Fatau y al portugués Licá.

Tanto Fatau, que solo había disputado tres partidos de Liga, como Licá, que no era titular desde el 12 de enero frente al Córdoba, fueron claves en el devenir del choque, puesto que el ghanés derrochó entrega y trabajo en la medular y el portugués ejerció de asistente en el segundo gol de su equipo, obra de Gael Kakuta.

La ausencia de Insua en el lateral izquierdo fue cubierta por Nacho Martínez, que no jugaba desde el 16 de diciembre en Copa del Rey frente al Valencia y desde 23 de noviembre en Liga ante el Celta de Vigo, curiosamente la última victoria del equipo en casa.

El canterano tapó bien su banda, se atrevió con alguna internada en área contraria y sobre todo se mostró fiable en defensa, línea que esta temporada ha dado muchos disgustos.

"Fatau ha estado a una gran altura, igual que Nacho o Licá, jugadores que no estaban entrando. Han aprovechado su oportunidad y lo valoro, aunque se verá qué pasa en próximos partidos. Queríamos recuperar la alegría, la mentalidad y la valentía que habíamos perdido. Eso no quiere decir que la gente que ha salido del once no siga siendo importante, pero había que buscar soluciones", dijo Jémez, al término del choque frente al Villarreal.

En el once contra el conjunto castellonense también destacó la presencia del central Antonio Amaya, al que se presuponía inicialmente suplente de Abdoulaye Ba, que cumplió un partido de sanción la pasada jornada y en ésta, por sorpresa, no entró ni en la convocatoria por decisión técnica.

"Amaya ahora es cuando está empezando a demostrar el tipo de jugador que es. Ahora tiene su recompensa, está haciendo grandes partidos y nos está dando mucho", dijo Jémez sobre el central madrileño, que lleva disputados esta campaña ocho partidos de Liga.

El partido frente al Villarreal también supuso una prueba de fuego para el centrocampista Jozabed Sánchez, que tuvo la difícil misión de hacer olvidar al capitán Roberto Trashorras, titular en veinte partidos y máximo pasador de la Liga.

El mediocentro sevillano, apuesta de futuro de la dirección deportiva, que tiene muchas esperanzas depositadas en él, solo había salido de inicio en Liga en cinco ocasiones esta temporada y ante el Villarreal dejó sello de su calidad en su decimotercer partido en Primera.

Aparte de los tres puntos en Vallecas, estadio que no veía una victoria de su equipo desde el 23 de noviembre de 2014, el partido dejó lecturas muy positivas para el Rayo y para Paco Jémez, que se mostró esperanzado al término del choque en que este resultado sea "un punto de inflexión" para acercarse al objetivo de la permanencia.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.ligabbva.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Liga BBVA

Acepto Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.